Capilla de los Maestres del Monasterio de Nª Sra. de Tentudía CALERA DE LEÓN
CAPILLA de los MAESTRES

Situada al lado del Evangelio es de planta cuadrada y labra mudéjar, con bóveda octogonal sobre trompas decorada con pinturas al fresco muy deterioradas, constituidas estas por una composición lineal de trazos en los que sólo se aprecia la cruz de Santiago.Capilla de los Maestres

En el centro se encuentra un túmulo de piedra granítica con dos estatuas yacentes, correspondientes a Don Gonzalo Mexías, maestre de 1366 a 1370 y Don Fernando Osores que ostentó el maestrazo de 1370 a 1382, ambas vestidas con hábito que ostenta emblemas de la Orden y leones a los pies. Los frentes están decorados de medallones con la cruz maestral, y en el caso de don Gonzalo Mexías lleva también las bandas de su apellido.

Bajo un arcosolio apuntado está el enterramiento de García Hernández, Camarero del rey Enrique II, con estatuta yacente realizada en piedra caliza, que lleva el hábito de Santiago y un perro a los pies.

Era Gonzalo Mexías Comendador Mayor de Castilla cuando las luchas fraticidas entre Pedro I y Enrique II. Hombre de Enrique no tardó en recibir de éste la dignidad maestral en los mismos campos de Montiel. Su maestrazgo fue acertado y durante él hubo pleitos contra los freires de Portugal que pretendían la independencia del maestrazgo de Castilla.

Fernando Osores sucedió al anterior y era hijo natural de un caballero profeso i de muger suelta, por lo que el Papa Gregoio XI lo dispensó de tal impedimento para acceder al maestrazgo.Sepultura Pelay Pérez Correa Obtuvo del rey para la Orden, la ciudad de Jerez de los Caballeros.

El retablo de esta capilla está formado por un gran panel de azulejos que representa a San Agustín caracterizado de Padre de la Iglesia, con mitra y báculo, sosteniendo en su mano derecha la pluma de doctor y en la izquierda la Iglesia de fundador, flanqueado por dos arboles. Enmarca la escena una cenefa con ramificaciones y guirnaldas. Motivos geométricos y florales decoran el fronatl de altar que lleva en su centro una cartela con la imagen de Santa Catalina de Alejandría coronada de princesa, sosteniendo una palma y la espada de su martirio, a su espalda la rueda de clavos, de cuya tortura escapó y a sus pies la cabeza de su perseguidor, el emperador Maximinus.

Ambas figuras están muy ligadas a este Monesterio. Los freires santiaguistas observaban la regla de San Agustín y Santa Catalina fue proclamada patrona de los filósofos y de las escuelas, por lo que al acordarse en el Capítulo General de 1551 el establecimiento de un colegio en esta Casa el Vicario quiso que entre los protectores del centro figurara esta Santa.

Hernández Díaz, atribuye este retablo, junto con el de Santiago, al maestro Alonso García, activo en Sevilla, por el segundo tercio del s.XVI, por lo que es lógico imaginar que se colocarían en las fechas que empezó a funcionar el colegio.